jueves, 24 de noviembre de 2016

¿Cómo aumentar masa muscular y quemar grasa al mismo tiempo?


Entre aquellos que son culturistas expertos para quienes buscan aumentar la masa muscular y quemar grasa al mismo tiempo. La única diferencia es el nivel de los resultados deseados. Cuando dejamos de lado los beneficios de la salud, que son muchos, el objetivo principal de las personas es verse mejor. Para algunos de nosotros esto significa lograr un desarrollo muscular mayor o esculpir un cuerpo más tonificado, en todo caso hay una combinación de aumentar masa muscular y quemar grasa.

Tener una imagen clara de lo que sucede cuando haces ejercicio y desarrollar una visión más clara de lo que quieres lograr con cada rutina de ejercicio te ayudará a elaborar un plan para lograr tus objetivos en el tiempo más corto posible. Muchas personas fracasan en este importante paso. Optan por no desarrollar su compresión del cuerpo que quieren y están condenados a gastar su tiempo, energía y dinero experimentando con métodos ineficientes y sin base científica y fisiológica que prometen resultados espectaculares.

Por eso queremos darte los puntos más relevantes en los dos objetivos que deseamos: aumentar la masa muscular y quemar grasa.

¿Cómo ganar masa muscular?


El entrenamiento de resistencia muscular está relacionado con el aumento de masa muscular. El levantamiento de pesas por sí sólo no va a quemar la grasa, no importa todo lo que te esfuerces y las técnicas que sigas. Pero, ¿por qué es así? Porque no se puede cambiar la naturaleza anaeróbica de levantamiento de pesas.

Anaeróbico significa sin oxígeno. Esto se refiere a los eventos de energía que se utilizan en el desempeño de cualquier actividad física. Las actividades anaeróbicas son de menor duración y utiliza como fuente de energía los fosfágenos y la glucólisis. Los fosfágenos y la glucólisis son los responsables de la rápida producción de ATP –molécula de energía responsable de la distribuir todas las contracciones musculares. Ellas están en juego mientras duren las actividades más demandantes o de mucha carga como el entrenamiento con pesas o carrera de velocidad. Esas son actividades tan lejanas de la quema de grasa que no importa cuántas repeticiones hagas, no quemarás ni un gramo de grasa corporal.

No puedes hacer entrenamiento de resistencia para quemar grasa o una actividad de alto gasto de calorías. Pero debes saber que el entrenamiento con pesas es una actividad indirecta en la quema de grasa porque estimula el crecimiento muscular. Entre más masa muscular tengas, mayor es tu tasa metabólica. El músculo es alto en actividad metabólica al contrario de la grasa. Por lo tanto, entre más músculo ganes, quemarás más calorías al día.

La quema de grasa


La quema de grasa depende principalmente del consumo de calorías en comparación con el gasto calórico. Es matemática simple: necesitas consumir menos calorías de las que gastas. El déficit de calorías obliga a tu cuerpo a obtener combustible a partir de la grasa almacenada. Ambos elementos están bajo tu control: el consumo de calorías y el gasto calórico. El equilibrio apropiado de estos factores son los principales componentes de la quema de grasa. Puedes consumir menos, gastar más, o una combinación de ambos. Maximizar tus resultados dependerá del equilibrio entre ganar masa muscular y quemar grasa.
Compartir en: